21 cosas que extrañan los chilenos cuando viajan al extranjero (parte 1)

Cada vez es más fácil para los chilenos viajar el extranjero, ya sea por placer, estudios o la búsqueda de nuevas oportunidades.

En este post queremos hacer un resumen de las cosas que echan de menos los chilenos cuando salen del país, incluyendo lo malo y lo bueno.

1. Los carritos de sopaipillas con pebre encebollado

Un típico producto chileno que podemos encontrar en carritos de diversa calidad y atendidos siempre por la «tía de las sopaipillas». Siempre acompañados por un pote de plástico con un pebre que hace arder hasta el alma y donde el ingrediente principal es la cebolla.

2. El cuidador de autos

Un empleo muy original generado desde la mente de los más busquillas, que se apoderaron de nuestras calles y ahora son dueños de los estacionamientos públicos. Hay unos que se ganan la vida honradamente y efectivamente hacen su pega. Otros lo único que hacen es cobrar y amenazar al conductor con un rayón si es que la paga no satisface.

3. Los helados Fruna

Toda persona que ha viajado en micro alguna vez se ha comprado un helado Fruna, que es el máximo exponente de la relación precio calidad. El Chocolo, Mora Crema o Super Yiro están en la oferta del transporte público a un precio mucho más asequible que los helados de las marcas Savory o Bresler.

4. Estar a una hora de la montaña y lo mismo de la playa

La larga y angosta faja de tierra tiene una geografía que mirándola desde el lado positivo, es muy beneficiosa en cuanto a tiempos de viaje. Si vives en los valles de la depresión intermedia estás a muy poco rato de la playa y en una hora puedes llegar a la precordillera. Si desayunas cerca del mar, puedes fácilmente llegar a almorzar a la nieve y así sucesivamente.

5. El Súper 8

El Super 8 debe ser uno de los confites más vendidos en Chile y está instalado en la memoria colectiva de los ciudadanos. Una oblea bañada en chocolate que con sus tradicionales letras amarillas, te llaman a comprarlo.

6. El italiano

No es un hot dog, ni es un completo. El italiano está marcado por llevar palta, lo que le da un sabor único y diferente a los productos antes nombrados.

7. Café con piernas

Como no bastaba una minifalda en los tradicionales cafés del Paseo Ahumada, hubo que hacer cambios drásticos en el rubro. Hoy los cafés con piernas lucen mujeres que apenas ocultan su humanidad dejando al descubierto toda su belleza. En algunos incluso van más allá y ofrecen «bebidas» que incluyen un cariñito extra para el cliente. Si pides «perreo» te llevarás una sorpresa.

8. Comerciales que tienen solo gente rubia

Los publicistas instalaron la idea de que todos queremos ser europeos o al menos vivir al estilo gringo. Los comerciales de televisión quieren hacernos creer que el chileno promedio tiene el pelo rubio y los ojos azules. Estamos bien cagados.

9. Humoristas callejeros

Pocos se salvan de ser agarrados para el hueveo si circulas por el Paseo Ahumada o la Plaza de Armas a hora que están los humoristas haciendo su show. El Loco Freddy, los Hermanos del Flaco de Dinamita Show y varios que incluso han llegado a la televisión, nos hacen reír día a día después del estrés laboral.

10. El «Al Lucho Le Gusta el Pico» escrito en un baño

Al chileno le gusta dejar huella por donde pasa y si es un baño esto aumenta exponencialmente. No hay baño de un restaurante o algún local masivo que no tenga mensajes asociados al aparato reproductor femenino o masculino. Cuando encontramos estos rayados fuera del país, generalmente es porque pasó un chileno.

11. Los temblores

Chile es probablemente el único país de la tierra donde un sismo de 7 grados es catalogado como de mediana intensidad y la gente prácticamente no se inmuta. En el extranjero con un temblor de cuatro grados la gente anda toda tiritona.

12. Ir a comprar una pilsen y unos tocomples

Somos un país de hablar mal pero de una creatividad infinita, a todo le cambiamos el nombre. Incluso a la hora de carretear o de pasar la tarde, cuando se juntan las chauchas para ir a comprar unas pilsens y unos tocomples, donde «la Vieja Cochina» de la esquina.

13. Tomarse una piscola

El pisco es el trago nacional por excelencia y su preparación más masiva es simple pero agradable. Ya poquitos le echan tres dedos de pisco y muchos lo prefieren más cabezón. La mitad del vaso con destilado y la otra mitad con Coca Cola. Si no hay presupuesto, con una Lider Cola, Mc Cola o Rari Cola. Al extranjero llega pisco pero es mucho más caro que las tres o cuatro lucas que puede valer en Chile. Si viaja, lleve pisco, quedará como rey.

14. Chile tierra de reyes

Somos la tierra del Rey Arturo y nuestros ciudadanos pertenecen a las más variadas ramas de la realeza. Está el Rey del Mote con Huesillo, el Rey del Metro Cuadrado y a veces, cuando lo haces mal, puedes ser el Rey de los Huevones.

15. El Melón con vino

El melvin es un tradicional trago playero que partió en los sectores más populares y como suele suceder, ahora los sectores más acomodados lo han tomado para darle un toque «gourmet».

16. Los carretes piolas

A quién no le ha pasado que se junta con un amigo a «arreglar el mundo» y parte diciendo «oye, juntémonos, algo piola». Ese «algo piola» comienza en la tarde con unas cervezas y termina al otro día en la mañana yendo a comer un mariscal después de salir del «after».

17. Animales comerciales: El Perro de Lipigas

El quiltro es probablemente el animal más emblemático de nuestro país, lo que llevó a la empresa Lipigas a tenerlo como rostro y protagonista de una serie de comerciales radiales y televisivos.

18. Animales: Pingüinos, guanacos y zorrillos

Nos gustan tanto los animales que los usamos a cada rato en la cultura popular y el diario vivir. A los estudiantes se les llama pingüinos y cuando estos luchan por sus derechos se ven enfrentados a los «Guanacos» de carabiners (Carros lanzaaguas) y al «zorrillo» de la misma institución (Carro lanzagases).

19. La Marraqueta, el pan francés y el pan batido

Chile es uno de los mayores consumidores de pan en el mundo y en este rubro hay un líder indiscutido. La marraqueta. Rica y crujiente, en algunos países la intentar elaborar pero nunca queda como ese rico pan francés (sur) o pan batido (V Región) que compras en el almacén de la esquina. Finalmente hay que agregar que en los supermercados chilenos tampoco lo logran.

20. Los volantines

Un cometa no es lo mismo que un volantín. Pregunten en el Parque O´higgins en Fiestas Patrias. Salir a elevar volantines, pavas o ñeclas desde agosto está en el ADN del chileno, tanto así que te enseñan a fabricarlos en el colegio. No es recomendable salir a echar «comisiones» con hilo curado, prohibido actualmente en nuestro país por el peligro que reviste.

21. La rayuela y también la rayuela corta

Una pequeña cancha de barro con una lienza en el medio es el campo de batalla de la rayuela, donde se lanza un objeto pesado llamado tejo y quien llegue más cerca de la lienza es quien gana. Luego de que termine el campeonato, ambos contrincantes pasan a la llamada rayuela cort,a donde se hace la misma técnica de tirar el tejo, pero esta vez con un vaso lleno de vino, chicha o ponche y se llega hasta la boca para tomárselo completo.

Be the first to comment on "21 cosas que extrañan los chilenos cuando viajan al extranjero (parte 1)"

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.