«Flaca» de Andrés Calamaro suma 59 millones de visitas y es lo más visto del argentino en Youtube

Comparte

La canción «Flaca» de Andrés Calamaro ya ha superado las 59 millones de reproducciones en Youtube y es la canción más tocada del artista argentino en Youtube.

El videoclip fue subido en el canal de Warner Music Spain tiene además casi 149 mil deditos de aprobación o likes, y 4.860 incomprensibles rechazos en la red social de videos.

Son en total 272 segundos de música en uno de los éxitos que consagró al ahora solista en el mundo popular, tras ser considerado un personaje de culto en otras bandas donde participó, como Los Abuelos de la Nada.

La canción pertenece al disco Alta Suciedad, el primero tras la separación del trasandino de Los Rodríguez y fue lanzada en 1997.

¿A quién fue dedicada Flaca?

En el libro «Quién es la chica» de los periodistas Agustina Larrea y Tomás Balmaceda, aparece una definición precisa de para quién iba dedicada la canción Flaca.

Según reproduce El Tribuno «Elusiva y misteriosa, la historia de Mónica García se puede reconstruir a partir de datos sueltos encontrados en entrevistas, notas y algunas pocas fotos publicadas en la década del 90. Sin embargo, o quizás precisamente por este misterio, su figura se convirtió en una verdadera leyenda en el ambiente del rock. Nadie sabe cómo conoció a Andrés Calamaro, pero sí que se casaron en secreto en 1992, en España, donde el argentino se había refugiado luego de que la carrera solista que había arrancado tras su partida de Los Abuelos de la Nada no lograra la repercusión esperada. Luego de vivir en un modesto edificio de Chueca (…) los primeros éxitos de Los Rodríguez le permitieron mudarse junto a su amor a un departamento mucho más cómodo, en donde la pareja convivía junto con sus gatos Tyson, Sinatra y Babar. Además de esposa y confidente, Mónica se convirtió en manager de Calamaro, quien se tatuó su nombre en el antebrazo».

El propio Calamaro asegura que Flaca «está dentro de las canciones que más me gustan y la reconozco como un producto terminado. En realidad yo no soy tan bueno como dicen, pero en realidad nunca me había acercado tanto a la perfección».

Las Modelos

Entre las protagonistas del videoclip está la modelo Lara Bernasconi, y la uruguaya Patricia Wolf quien contó en el 2015 que nunca le pagaron por su actuación en el registro audiovisual.

Entrevistada por un medio charrúa, la mujer dijo que «fui a la productora, con un grupo de modelos, imponentes todas. Yo dije, acá marcho. Me eligieron y después durante el rodaje fui como una de las que pegó más onda con él, entonces la cámara iba robando todas las situaciones».

Wolf dijo que aquellos tiempos eran duros para Calamaro porque «consumía muchas drogas» y «estaba como en otra, me parece. En otro nivel. Pero, un talento ¿no? Para mí hacer esa canción fue como un regalo, porque me encanta la canción. Por más que no me hayan pagado, le perdono al artista porque amo su trabajo. Lo admiro como artista, no como persona».

El regalo verde

En el blog de Silvana Reyes-Vassallo encontramos un detallado análisis del videoclip, que parte con un par de tacones. «Estos están puestos en los pies de una mujer acostada boca abajo, lo que se deduce desde que ambos tobillos se entrecruzan en el aire con cierta sensualidad, lo que no le quita en ningún momento el aire cándido que se pretende» asegura.

A continuación esta observadora escritora señala que «las piernas pertenecen a una mujer joven y rubia que fuma con la costumbre de una fumadora cualquiera. Junto a ella, cierta sombra de un traje, cierto asomo adrede nos sugiere a un Calamaro de cierta manera retorciéndose junto a ella. Puede que estén conversando, puede que estén divagando, digamos sobre la vida, la última novela que leyeron, un chisme mal contado, quién sabe».

Pero no es una sino que son tres las mujeres que acompañan al artista «quien canta mientras ellas ríen, conversan, leen, fuman, piensan, divagan, siguen fumando y observan algo más allá de la habitación, algo que nunca sabremos qué es».

Una de las mujeres lee el libro «Ese maldito yo» del escritor y filósofo rumano Émile Michel Cioran, donde se alcanzan a leer palabras como «Dios, cábala, sufre y librería». ,

En la mitad final del video Calamaro se monta solo en una limusina, lee un libro con la ventana del auto abierta mientras «el viento se entretiene con su pelo» y el artista sostiene un regalo envuelto en un papel verde.

La bloguera describe que Calamaro «fuma nervioso, se toma un mate, sigue fumando ansiosísimo y abraza el obsequio verde, sigue tomando el mate, vuelve a leer, es decir el hombre se encuentra en un estado ansioso tremendo, no sabe qué hacer con su apurada, abigarrada y por qué no, humeante existencia».

Después de muchas vueltas y días y noches que pasan, entre calles, conciertos, hoteles y aeropuertos, se ve «a un Calamaro bastante acongojado, que permanece de pie junto a la orilla de una bahía, sosteniendo siempre su obsequio entre las manos. Se lo piensa bastante hasta terminar arrojando el obsequio al mar, que luego ve flotar mientras suenan las última notas de la canción».

Al final Calamaro vuelve a casa, según la analista de este videoclip «iba hacia algún lugar, es decir en algún lugar alguien recibiría ese obsequio. Pero ya en casa no hay vuelta atrás, no hay mas que cierta vergüenza, remordimientos, cansancio, sí, sobre todo cansancio».

Comparte

Be the first to comment on "«Flaca» de Andrés Calamaro suma 59 millones de visitas y es lo más visto del argentino en Youtube"

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.